La Bitácora de la Lucer

La Bitácora de la Lucer

Puede desplazar la barra utilizando las teclas y

El mero parteaguas

17/07/2011

Ella se detuvo en el semáforo y en la espera sintió la mirada. Volteó buscándola y allí estaba. El sonreía como si hubiera visto una aparición. Ella no atinó a decir más que “el otro día te vi” y “porque no me hablaste? -dijo él. No me animé  -respondió ella apenas.

El semáforo dio verde y se preguntó por qué no había durado toda la vida ese momento… Tantos semáforos enloquecidos en la ciudad, como si tuvieran vida propia y empeñados en jugarle sólo trágicas sorpresas a los ciudadanos.

En eso un mensaje texto le decía: “Qué lástima. Sos como esas estrellas fugaces, hermosas pero de aparición muy breve y esporádica”.

Fue el inicio de los besos más ricos, de esos que al recordarlos  vuelven a estremecer, de jadeos y abrazos, de esos que hacen perder el sentido.

Esa fue la luz roja que marcó el parteaguas de su vida.

Domingo, 6 de febrero de 2011.

Anuncios

¿Qué te parece?

Por favor escribe comentarios educados y que se mantengan en el tema.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: